TRIBUNALES DE JUSTICIA:
PREVALECE LA LIBRE ELECCIÓN DE CENTRO, DE LOS PADRES, ANTE LAS NORMATIVAS DE LAS CONSEJERÍAS DE EDUCACIÓN

 

Con frecuencia se producen colisiones de derechos o de intereses entre, por una parte,  el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, según sus criterios filosóficos, religiosos, morales o pedagógicos, mediante la libre elección de centro, y, por otra parte, las consejerías de educación y sus normativas mas o menos restrictivas.

Cuando los padres eligen un centro para sus hijos y la administración educativa lo manda a otro diferente, por causa de que en el centro elegido por los padres tiene la ratio cubierta ¿Cuál es el derecho superior que debe prevalecer?.

Este ha sido el caso de unos padres de Andalucía que al no ver atendido su derecho a la libre elección de centro han acudido a los Tribunales de Justicia. Recientemente el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, ha dado la razón a los padres y ha condenado a la Administración Educativa a escolarizar a ambos niños en el centro elegido por los padres, por encima de la ratio que existiera.

Los fundamentos de Derecho son muy claros: el derecho de los primeros responsables de la educación de los hijos, es decir, de los padres, está reconocido en el Ordenamiento Jurídico Superior, es decir, en los tratados internacionales suscritos por el Estado Español, en la Constitución, y en las leyes orgánicas de educación: la LOE y la Ley Orgánica de 1985. En virtud del principio de jerarquización del ordenamiento jurídico, una norma o ley inferior no puede contradecir, limitar o restringir los derechos reconocidos en el ordenamiento jurídico superior, y si lo hiciere tal norma o ley inferior sería nula de pleno derecho.

Este es el fundamento jurídico por el que El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha declaró la ilegalidad de la norma del Ministerio de Educación, la Orden de 24 de abril de 1996 (Cuestión de Ilegalidad de Ley 03/02/02) mediante Sentencia 96 de 24 de abril de 1996,  y posteriormente la Audiencia Nacional, ya que regulaba la educación de los alumnos de altas capacidades de forma restrictiva respecto a los derechos de estos alumnos reconocidos en el ordenamiento jurídico superior.

También, en el 2004 el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ilegalizó la Orden de la Consejería de Educación de Canarias de 7 de abril de 1997, ya que regulaba las adaptaciones curriculares de los alumnos de altas capacidades, de forma restrictiva respecto a los derechos de estos alumnos reconocidos en la ley orgánica del Estado Español.

Igualmente el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ilegalizó el Decreto de terapias naturales de la Generalitat de Cataluña, en su integridad, ya que contradecía la superior ley del Estado Español. (Sentencia 550/2009, de 4 de junio, dictada en el Recurso Contencioso-Administrativo Ordinario 112/2007).

Recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dado la razón a los padres en su derecho superior, reconocido en el ordenamiento jurídico superior. La Consejería de Educación ha sido condenada a inscribir a los niños en la escuela elegida por los padres, sin que la razón de la Consejería de Educación: que la ratio estaba completa pueda ser considerada ante el deseo de los padres.

Esta resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía tiene una importancia extraordinaria ya que coincide con la jurisprudencia en el mismo sentido, que puede ser invocada por cuantos padres se hallan en semejante situación.

El programa electoral del partido que gobierna en Cataluña, Convergencia y Unió, además de reconocer el superior derecho de los padres a la libre elección de centro, propone que los padres manifiesten la educación que van a elegir para sus hijos, desde el nacimiento de estos. De esta manera, la oferta de plazas de la administración educativa, podrá supeditarse a la demanda, es decir, al superior derecho de los padres. Así dice el programa electoral de Convergencia y Unió:

1.3.1. El Derecho a la elección de centro, la igualdad de oportunidades y la cohesión social serán un eje primordial de la política educativa”
“206 Estableceremos que las familias catalanas puedan manifestar la escuela que prefieran para sus hijos o hijas desde su nacimiento. Esto hará posible conocer con anticipación la demanda de cada centro”.

Acceso a la información ofrecida por el diario El Mundo CLICK AQUI